La escritora que soy
enero 25, 2017
Creencias autolimitantes
febrero 2, 2017

¿Pienso positivo y…?

Tengo años escuchando sobre el pensamiento positivo y debo reconocer que en mi primer acercamiento me pareció totalmente descabellado. ¿Cómo podría yo, cambiar una realidad desagradable con solo pensar en positivo?. Desde esa primera vez han pasado años enteros, libros, conversaciones, reflexiones, experiencias y por qué no decirlo:  intentos ,- al principio fallidos-  de pensar diferente a como estaba acostumbrada. Todo ha sido un proceso. Todo lo anteriormente expuesto, visto desde mi perspectiva personal, ni qué decir de una empresa.

Sin embargo y para mi sorpresa, a lo largo del tiempo, he podido constatar que aprender a pensar positivo tiene una cantidad de beneficios cuantificables que, a corto y mediano plazo, sí pueden cambiar mi realidad, si esta no me agrada. Y es en la palabra aprender donde quiero que pongamos el énfasis de todos los blogs que vamos a construir de ahora en adelante, relacionados con este tema.

No demoremos pues ni un minuto más, aquí va la primera afirmación : “Los principios del pensamiento positivo son diferentes porque se basan en sólidos preceptos espirituales y científicos, incontrovertibles y universales”.Scott W. Ventrella.

Cuándo se me preguntó: ¿por qué tantas personas no logran su pleno desarrollo en las empresas?, inmediatamente vinieron a mi mente una infinidad de razones que pude más tarde distinguir en dos grupos.

-Aquellos derivados de la falta de capacitación.

– Los que son resultado de una insuficiente formación personal.

Me explico:  la primera se refiere a los estudios, cursos, recursos, habilidades, todo lo que podemos conseguir en escuelas, institutos, universidades. La segunda se refiere a habilidades para relacionarnos, tolerancia a la frustración, seguridad en nosotros mismos, creatividad, positivismo,etc. que traemos de nuestros hogares y más tarde en la adultez, adquirimos en terapia. De los dos grupos, y sin lugar a dudas la que más nos afecta es la segunda, -porque cuando no enfrentamos los obstáculos internos- eso merma automáticamente nuestra actitud. “Según la psicología, la actitud es el comportamiento habitual que se produce en diferentes circunstancias. En sociología, la actitud consiste en un sistema de valores y creencias, con cierta estabilidad en el tiempo, de un individuo o grupo que se predispone a sentir y reaccionar de una manera determinada ante algunos estímulos. La actitud positiva permite afrontar una situación enfocando al individuo únicamente en los beneficios de la situación en la cual atraviesa y, enfrentar la realidad de una forma sana, positiva y efectiva. A su vez, la actitud negativa no permite al individuo sacar ningún provecho de la situación que se esta viviendo, lo cual lo lleva a sentimientos de frustración, resultados desfavorables que no permiten el alcance de los objetivos trazados.” www.significados.com

“Todos los años las compañías invierten millones de dólares en capacitación para mejorar el desempeño, concentrándose en conocimientos y destrezas. Sin embargo, los resultados han sido pobres.”  Scott W. Ventrella ¿Por qué? porque nuestras creencias autolimitantes y pensamientos negativos que conforman la actitud, impiden la aplicación eficaz del conocimiento y las destrezas.

Juan es un hombre increiblemente habilidoso en el área tecnológica, trabajador y creativo. Por circunstancias que escapan de sus manos, su situación actual no es la más idónea. Tiene deudas acumuladas, angustia por su familia…Está muy acostumbrado a pensar en negativo, -por lo que veo-  tiene creencias autolimitantes de carencia. Una actitud positiva le permitiría replantearse su estructura laboral y darse un tiempo prudencial para que esta funcione;  pero la falta soporte espiritual, creer más en su capacidad, comprender que nada es para siempre, lo mantienen en un estado de nervios y de incertidumbre que le impiden desarrollar su pleno potencial en el momento en que más lo necesita.

Si por el contrario Juan reconociera que en sus conocimientos tiene un tesoro, en su tiempo libre un aliado y en su creatividad la solución a todo, sabría que es cuestión de tiempo el salir de ese abismo. Su tolerancia a las carencias sería infinitamente mayor. Y su éxito seguro.

En la próxima entrega desmenuzaremos las creencias autolimitantes, y al sacarlas a la luz del conocimiento perderán poder sobre nosotros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *